Fútbol caliente



Si bien los conflictos políticos no se deben mezclar con el deporte, hay partidos que llevan una carga pesada detrás, y aunque la FIFA no lo diga, prefiere que no se crucen en el Mundial. ¿Cuáles son estos duelos calientes?

    Estados Unidos vs. Irán: la enemistad reinante entre ambos países sigue latente desde hace más de una década, si bien no hay registros de incidencias políticas destacables en el último tiempo, aun así, es un encuentro de alto riesgo.
    Alemania vs. Inglaterra: aunque pasó más de medio siglo desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, la tensión entre ambos países sigue latente. Y se manifiesta en las tribunas.
    Holanda vs. Alemania: es un clásico del futbol y de la cerveza. Los simpatizantes, desde ambos lados de la frontera, se desafían constantemente y las agresiones suelen ser más que verbales.
    Argentina vs. Inglaterra: la Guerra de Malvinas potencio la histórica rivalidad y un choque entre barrabravas y hooligans hace temer a las autoridades. Ya se cruzaron feo en México ´86.
    Croacia vs. Serbia: aunque ya se vieron las caras un par de veces, la Guerra de los Balcanes caló hondo en las dos naciones.
    Holanda vs. Inglaterra: dos barras con frondoso prontuario que no se pueden ni ver.
    Japón vs. Corea del Sur: la invasión nipona a la península de Corea quedó para los libros de historia, pero a los coreanos les quedó la herida. Igual, son dos hinchadas muy pacíficas.

No hay comentarios: